Sobre nosotros

Sus socios fundadores (José María Caroz y Ana Armayones) trabajan desde 1987 en la defensa de los intereses de las víctimas de accidentes de tráfico, resultando su experiencia y dedicación personal elemento esencial que ha ido impregnando la forma de actuar del despacho y que se ha extendido a los colaboradores que lo integran y participan, instituyendo e implantando un concepto de relación personal con los clientes basado en la confianza.

Con el transcurrir de los años, y sobre todo por la demanda ejercida por los clientes, el bufete ha ido ampliando su área de acción, respectos de nuevas materias jurídicas sobre las que actuar, creciendo fiel a su espíritu fundacional, que se sustenta en el concepto de un sólido conocimiento del ordenamiento jurídico y un servicio personalizado.

Nuestros servicios